¿TE PODEMOS AYUDAR?/ET PODEM AJUDAR?
Consúltanos/Consulta'ns »

Llámanos/Truca'ns:
608 23 67 05

Factores SEO - Posicionamiento web Girona

Cada final y principio de año, agencias de marketing online, herramientas SEO y profesionales del posicionamiento web, publican listados de factores de posicionamiento en Google, que preveen que serán relevantes en el futuro más inmediato. Es un ejercicio genial, y muy de agradecer ya que el día a día, en ocasiones, no nos deja ver lo que está por venir. Todos estos profesionales dedican su tiempo a generar un contenido muy interesante. Desde hace muchos años, tenemos la costumbre de seguir este tipo de publicaciones que nos permiten estar al día de lo que, desde su experiencia, puede determinar la forma de estar en Google en los próximos meses.

Revisando documentación, hemos encontrado los resultados de un estudio realizado por Searchmetrics, allá por el año 2015Se trata de un interesante estudio anual en que han analizado los factores SEO que preveían importantes para ese año 2015 (divididos según categorías) y cómo los utilizan las mejores páginas de Internet. Lo que sin duda es un documento muy interesante. Searchmetrics, fue fundada en el año 2005. Combina la experiencia del posicionamiento SEO, el rendimiento del contenido, la experiencia dentro del marketing online, los análisis de medios de comunicación social y las relaciones públicas, para desarrollar una estrategia de contenidos y colocar así, el foco en el cliente. Más de 100.000 usuarios y más de 8.000 marcas utilizan la Suite Searchmetrics para planificar y ejecutar a medida sus estrategias de marketing digital.

Cada año desarrollan una investigación sobre los factores SEO que han detectado más relevantes. Centrándose en el estudio de ese año en: factores técnicos, experiencia de usuario, contenido, backlinks y señales sociales. Este estudio en cuestión, está basado en resultados de búsqueda de escritorio. Hay que recordar que aunque a día de hoy (4 años después), el móvil es fundamental, en ese momento, aunque ya se preveía su potencial, no era tan utilizado.

El caso es que al repasar esa información, nos hemos preguntado si 4 años después esos factores, con lo que ha evolucionado Google, el mundo del SEO, los dispositivos desde los que se puede navegar, la mayor conectividad entre usuarios, o la globalización y mejora en el acceso a Internet…  seguían siendo relevantes.

Los factores técnicos siempre van a ser importantes

Factores SEO

Los factores técnicos continúan siendo uno de los requisitos más importantes para lograr una buena posición en el marketing de búsqueda. Algunos de los factores analizados en ese estudio eran:

Meta Etiquetas Title y description :

Obviamente la metaetiqueta title sigue siendo una de las joyas de la corona. La evolución del propio Google hace que la relevancia de las palabras clave, cómo tal, sea menor. No obstante, entender cómo usar la palabra clave en la etiqueta title, siempre será una ventaja a nivel de SEO.

Respecto a al etiqueta description, y a pesar de no ser un factor que los robots de los buscadores tengan en cuenta a la hora de indexar una página web, en el estudio del 2015, esta etiqueta estaba presente en casi el 100% de las páginas. Y hoy en día sucede algo similar. La explicación es muy clara, y está más que demostrado que un texto potente en la etiqueta description , aporta muchas ventajas a la experiencia del usuario. Optimiza los resultados de búsqueda, anticipa el contenido de una web y hace que mejoren valores que Google si tiene en cuenta, como el CTR y la tasa de rebote. Factores que sí ayudarán a mejorar posiciones en la SERP gracias a una experiencia de usuario adecuada.

Los Encabezados:  

La proporción de páginas que usan encabezados o etiquetas H1 y H2 iba en aumento respecto a estudios anteriores. Una tendencia que 4 años después sigue aumentando, ya que está claro que los encabezados siguen siendo muy relevantes para los buscadores y de igual modo, aportan información para los usuarios, a los que facilita mucho la lectura dándoles una estructura bien definida y organizada. Facilitándoles la comprensión rápida de una página y destacando lo importante del contenido.

Según reveló el estudio del 2015, las mejores páginas de las analizadas, están perfectamente optimizadas a nivel técnico. A día de hoy la optimización de los factores técnicos es parte obligada del trabajo de cualquier SEO, no tanto por marcar una diferencia (cómo quizá si lo era en el 2015), sino por no quedarse rezagado frente a competidores que seguro lo hacen.

Palabra clave en el dominio:

Hace no mucho años tener la palabra clave en el dominio aportaba efectos muy positivos en el posicionamiento web en búsquedas para esa keyword. En el 2015 el uso de palabras clave en los dominios había bajado mucho y la razón principal es que ya no es un factor de clasificación tan importante. En el 2019 la palabra clave en el domino aporta muy poco. A no ser que hablemos de proyectos muy enfocados a nichos de mercado super específicos, a la hora de elegir un dominio no es tan necesario poner el objetivo en la palabra clave. Es mucho mejor trabajar marca, algo que a medio y largo plazo supondrá una propuesta de valor más interesante.

HTTPS:

Se trataba en el 2015 de un factor novedoso y que se analizó por primera vez es ese estudio. Lógicamente la proporción de páginas que lo utilizan iba en aumento, lo que evidenciaba que el protocolo HTTPS aumentaba en relevancia, e incluso era ya uno de los factores de ranking de Google. En esa época, este protocolo de seguridad no era necesario para todas las URLs de una página web. Solo era necesaria para sitios con opción de compra y para procesos de recogida de información sensible del cliente. Ya era importante en el 2015 y muy útil para aumentar las tasas de conversión y la confianza. En el 2019 es imprescindible, no se entiende que un proyecto web no lo tenga. De hecho, plataformas como Google Ads, lo consideran fundamental y en ocasiones rechaza una web sino lo tiene.

Ratio de impresiones de la HOME:

El % de veces que Google muestra la Home cuando se hace una búsqueda específica era ya una tendencia a la baja. Es una clara demostración del esfuerzo de Google por ofrecer al usuario la mejor URL posible dentro de una web, en respuesta a su búsqueda específica. El Middle tail y el Long tail empezaban a ser muy relevantes. Algo que en el 2019 es fundamental. En la mayoría de los proyecto nuevos, que busquen tener incidencia en Google, competir por las top keywords requiere de muchos recursos. Por lo general, una estrategia de contenidos bien ejecutada y trabajando los términos de long tail es una opción muy interesante.

Tamaño de las páginas, velocidad de carga.

Según el estudio y comparando los datos con el 2014, el tamaño de las páginas analizadas en el 2015 había aumentado. Sin embargo, la velocidad de carga era menor, lo que era un factor muy determinante. Actualmente, la velocidad de carga de una página web es uno de los factores más importantes. No solo para Google, que se ha constituido como un factor fundamental, sino también en lo relacionado con la experiencia del usuario. Pensando sobre todo en el aumento en la utilización de dispositivos móviles. Un segundo más o menos en la velocidad de carga de una web puede suponer la pérdida de un cliente potencial.

Longitud de la URL:

En el 2015 el tamaño de las URLs iba en aumento, llegando a una media de más de 40 caracteres. Aunque las mejores páginas analizadas ya empezaban a optimizarlas, consiguiendo URLs más cortas.

Experiencia del usuario

La experiencia del usuario ya era un factor clave en el 2015. Y esa tendencia ha ido en aumento. Hoy en día, los datos que Google extrae tras analizar la experiencia de navegación de los usuarios es fundamental para el rankeo de una web. Por lo tanto, pensar en optimizar a nivel SEO para Google, es importante. Pero pensar en el usuario lo es mucho más. Desarrolla una página para tus usuarios y optimízala lo mejor que puedas para los buscadores.

Número de enlaces internos:

La generación de enlaces internos iba en aumento ya en el 2015, hay que tener presente que una mayor cantidad de enlaces internos no tiene porqué ser más o menos positivo. Lo que de verdad importa es la optimización de estos enlaces, la información interna de la página y su estructura coherente. El desplazamiento correcto del Link Juice será de vital ayuda para el usuario y para Google. Algo que se ha demostrado muy importante y es uno de los factores que los SEOs tenemos muy en cuenta en el 2019. La generación de enlaces está muy relacionado con la estructura web, que es muy relevante en todo proyecto online que quieta tener opciones de posicionar en los buscadores.

Número de imágenes o vídeos:

El uso de imágenes ya iba en aumento en el 2015. A día de hoy sigue siendo un recurso de contenido muy importante. Su uso es muy beneficioso porque aumenta el tiempo en la página (sobre todo con los vídeos) y mejora por tanto la experiencia del usuario. Además las búsquedas por “Google Image” van en continuo aumento, siendo este buscador de imágenes de Google, un mercado de posicionamiento paralelo que los SEOs no solemos dejar pasar.

Tiempo en el sitio, páginas vistas y tasa de Rebote:

Estos dos resultados son muy definitorios sobre la experiencia del usuario en nuestra página. Por norma general un tiempo bajo en nuestro sitio es una señal para actuar en los contenidos. La tasa de rebote a su vez, puede ser un indicador de si lo que el usuario espera antes de entrar en nuestra web es lo que de verdad le ofrecemos. Son factores muy relacionados con el tipo de página, por lo que deberán ser analizados en función de la web. Pero son puntos básicos en la experiencia de usuario. Por lo tanto, a la hora de planificar una página web, debes tener muy en cuenta que ofrecer al usuario lo que busca es un gran ventaja (a todos lo niveles). Y eso, solo se consigue con un proyecto basado en investigaciones previas, estudio de mercado y competidores, análisis de palabras clave y determinación de patrones de búsqueda.

Factores SEO: siempre importará el contenido de calidad

Antes de comentar y analizar algunos aspectos específicos derivados de aquel informe de hace 4 años, quiero destacar que uno de los factores SEO más importante es el contenido. No es que no se pueda generar un proyecto que posicione en algún nicho específico y cuyo objetivo sea monetizar en un tiempo breve. Claro que si, hay muchas técnicas que permiten posicionar una página sin que el contenido sea relevante. Pero esto no es lo que aconsejamos en proyectos a medio y largo plazo. Las estrategias de marketing basadas en la generación de contenido son una apuesta segura. Eso si, hay que crear ese contenido en función de lo que el usuario espera encontrar y sabiendo optimizarlo a nivel SEO.

Número de palabras:

El número de palabras que usaban las páginas analizadas en el año 2015 iba en aumento. En este sentido hay una gran diferencia a día de hoy. Hace 4 años, la cantidad de contenido de una URL se consideraba un valor importante en referencia a las opciones de posicionar. Se tenía muy claro que un contenido más largo posicionaba mejor que uno corto.

En pleno 2019, sabemos que esta relación entre cantidad de contenido y posicionamiento no es real. Es decir, no se trata de que un contenido, por ser más largo, posicione mejor. Sino que un contenido más largo, bien trabajado, con información relevante, escrito en base a una palabras clave detectada del estudio de los patrones de búsqueda de los usuarios, y bien optimizado a nivel de SEO On page, ofrece más opciones a la hora de se indexado por Google. De hecho, lo importante del contenido no es su tamaño, sino la capacidad de ofrecer algo interesante para el usuario. No importan tanto cuántas palabras hayas usado, sino qué palabras.

En 2015, las mejores páginas analizadas, habían aumentado el porcentaje de la keyword en el contenido, potenciando ese término específico y dotándole de mayor densidad. Hoy en día ya no importa tanto esa densidad de la palabra clave, sino el saber dotar al contenidos de una semántica adecuada. La palabra clave elegida debe tener un presencia mayor (siempre que sea justificada a nivel de contenido) con una densidad de entre el 2% y el 3%. Pero debemos saber rodearla de sinónimos. De esta forma conseguiremos que nuestro contenido sea más completo a nivel semántico y que Google identifique esa URL con más términos, consiguiendo más opciones de posicionar.

Señales sociales

Las señales sociales eran en el 2015 un factor de rankeo con mucha fuerza. Las páginas mejor clasificadas contaban con mucha presencia en las redes sociales. Google insistía en que los “me gusta”, “retuits”, etc… no eran un factor que analice, pero es evidente que hay una relación entre las señales sociales y la mejora en los rankings. Supone una mejora en el conocimiento de la marca, lo que trae más visitas y mejor consideración para el usuario.

Hoy en días las Redes Sociales invaden nuestros dispositivos móviles. De hecho, empieza a darse un situación compleja y es que, muchos usuarios no leen ya blogs, sino que todo lo que consumen a nivel de contenidos online es vía redes sociales. Esto implica que las marcas (y los negocios en general), deben ser capaces de generar comunidades que acceda a sus contenidos. No significa esto que una página web con un blog ya no tenga sentido, ni mucho menos. Pero si hay que empezar a pensar que las redes son el mejor caldo de cultivo donde generar clientes.

Backlinks

Durante muchos años los enlaces han sido la base absoluta para el posicionamiento en buscadores, por ese mismo motivo ha sido históricamente uno de los aspectos más manipulables (o mejor dicho, que más se ha tratado de manipular). Los motores de búsqueda están aprendiendo a entender mejor los contenidos, sin embargo los enlaces siguen siendo uno de los aspectos más relevantes para el trabajo del SEO. Era fundamental en el 2015, lo son en el 2019 y lo serán en cualquier época.

Los backlinks (enlaces entrantes):

Entre los factores SEO analizados en el 2015, el valor de los enlaces entrantes o backlinks sigue siendo muy alto. Si bien se aprecia una constante pérdida de valor en su importancia desde el año 2013. Todas las páginas analizadas en las mejores posiciones de la SERP destacaban por tener muchos más enlaces que el resto. A día de hoy los enlaces desde páginas de terceros siguen siendo una referencia para Google de la autoridad de una web. Por eso siempre serán muy importantes. Pero hay que empezar a pensar (igual que sucede con el contenido), que la calidad es más importante que la cantidad.

Busca enlaces desde dominios de temáticas similares, con buena autoridad, con buena experiencia de usuario. Trabaja para ser enlazado a medio plazo gracias a lo que propone tu página web (por ejemplo a través de la creación de un contenido único e interesante).

Al mismo tiempo se apreciaba en el 2015 una disminución en el uso de la keyword específica en los anchor text de los enlaces. Es bastante normal habida cuenta la lucha de Google contra los enlaces no naturales y abusar de la keyword era ya un mal síntoma. Aunque se sigue utilizando de forma importante, la web semántica no necesitará abusar tanto de la palabra clave. Es una disminución que se aprecia año a año.

Respecto a los enlaces, la antigüedad de los mismo es otro factor SEO que en el 2015 ya se le prestaba atención. Las páginas mejor posicionadas en la SERP (de ese estudio) demuestran tener más antigüedad, por tanto sus backlinks son de más edad. A día de hoy, tener enlaces de calidad con antiguedad y tener un aumento de los mismo progresivos es uno de los impulsos básicos en todo proyecto.

Conclusiones

La realidad es que los factores SEO que Google tiene en cuenta para mostrar una página web u otra para una búsqueda determina, depende, sobre todo, de la capacidad que tengan esos resultados de satisfacer la necesidad de esa consulta hecha por un usuario. Eso no va a cambiar nunca porque el propósito reconocido de Google es el de ser capaz de mostrar “toda la información del mundo” de forma gratuita. Por lo tanto, uno de los factores más relevantes será la capacidad de generar un contenido de alta calidad. Si tienes recursos para ofrecer un contenido único, de calidad y útil para el usuario, ten por seguro que Google lo sabrá. Antes o después tu proyecto tendrá visibilidad. Google lo entenderá derivado del análisis del comportamiento del usuario en tu página (entre muchas otras cosas). Por lo tanto, cuidar la experiencia de usuario siempre será clave para que el buscador te tenga en consideración.

Podrás pensar que esto tiene un handicap doble, lo hacen muchas páginas (hay mucha competencia) y requiere destinar muchos recursos. A pesar de lo que puedas pensar, escribir no es tan sencillo. Y es cierto, de hecho, un modelo de negocio en Internet se basa en la generación masiva de contenido relevante, posicionándolo para términos con poca competencia. De esta forma se multiplican las visitas en relativamente poco tiempo (y al ser contenido muy válido, los enlaces de terceros). Lo que implica que al cabo del tiempo el volumen del tráfico web pueda ser muy alto y esté muy afianzado. Se puede monetizar vendiendo producto o directamente con publicidad. El mensaje con el que debes quedarte, es tener muy presente que la estrategia de contenidos es siempre una solución válida y al alcance de todo el mundo (al menos en mayor o menor medida). Obviamente hay sectores más propensos que otros. Pero en general, los contenidos optimizados para términos de long tail son una baza a jugar.

Por otro lado, para Google hay otro factor SEO muy importante. Son los enlaces desde otras páginas, ya que para el buscador son un síntoma de salud. Y realmente tiene mucho sentido, si una página recibe enlaces desde otras, Google entenderá que es más relevante. Además de visitarla con más asiduidad puesto que más sitios la recomiendan y le facilitan el acceso. El problema de los enlaces (el linkbuilding), es que hay que trabajarlo con mucho cuidado. Lo ideal sería que tu contenido sea tan bueno (volvemos al tema del contenido), que te enlacen porque aportas mucho valor a contenidos de otros. Esto no es fácil, por eso se trabaja la consecución de enlaces, digamos, menos natural. Y es algo habitual, no debe asustarte. Eso si hazlo con cabeza, según una planificación y que parezcan lo más naturales posibles.

Otro tema que nunca falla es la optimización a nivel On Page. Es cierto que ya no es un factor tan diferenciador, porque todos lo hacemos, no obstante, optimizar un proyecto en base a un estudio de competidores, palabras clave y sobre el entendimiento de los patrones de búsqueda, será un valor añadido que puede marcar la diferencia.

Y no me quiero olvidar de los factores más técnicos. Probablemente, dominarlos no está al alcance de todo el mundo, pero eso no implica que los olvidemos porque son muy relevantes para el SEO. Tanto, como saber adaptarse a lo que viene, como las búsqueda por voz, los cambios en los hábitos de compra de los usuarios en Internet, o el auge de las redes sociales.

  1. 11 agosto, 2015

    Considerar el análisis a las visitas y actualizar periódicamente las páginas o posts más visitados. La gente tiende a crear contenido pero muchas veces se olvida del que ya está.

    Buen post!

    Un saludo

    • 11 agosto, 2015

      Hola Carlos!! gracias por formar parte de nuestro pequeño proyecto. No puedo estar más de acuerdo contigo. Y además añadiría, otro factor clave… saber que interesa a tu audiencia, y para eso nada mejor que analizar lo que funciona en tu web, optimizar, actualizar y crear más artículos sobre esos temas.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

© Orbetec360 2018 | Política de Cookies - Política de cookies | Política de privacidad - Política de privacitat | Aviso Legal - Avís legal |info@orbetec360.com | 608 236 705 | Girona - Cataluña